Python Regius Cuidados

El pasado viernes recibimos en la Clínica Albacora a una preciosa Python Regius cuyo motivo de consulta era unas quemaduras severas en la piel. Es frecuente encontrar esta clase de lesiones en algunos reptiles que viven en terrarios.

Hoy queremos compartir algunos consejos sencillos pero que nos parece muy útiles sobre sus cuidados para evitar lesiones como las que ha sufrido esta linda Python.

Datos curiosos

La Python Regius pertenece a la familia de los Boidae y Colubridae, naturales de bosques tropicales áridos o templados. Son generalmente terrestres, pero también les gusta subirse a las ramas, utilizando su cola prensil para sujetarse y desplazarse sigilosamente. Suelen ser solitarias y de hábitos diurnos.

Las serpientes domésticas se alimentan de roedores como ratones, ratas o jerbos. Algunas gustan de peces y anfibios. Las raciones se administran en función de su tamaño. Una python en cautividad de 15kg puede alimentarse de un conejo cada 2 – 3 semanas. Mientras que una serpiente pequeña de 500 gramos comerá 1 ó 2 ratones semanalmente.

Python Regius Cuidados

Su terrario

He aquí una de las claves para el óptimo mantenimiento y bienestar de las serpientes cuando decidimos acogerlas como animales de compañía.

Su terrario no requiere de grandes dimensiones siempre que esté diseñado pensando en sus necesidades naturales. Debe contar con un refugio donde esconderse, con un sustrato de grava, virutas o tierra vegetal, evitando su encharcamiento. Además es aconsejable disponer de superficie para trepar a base de ramas y troncos finos y de una pequeña piscina que les permita sumergirse y beber.

A los reptiles, en general, les gusta estar en contacto con fuentes de calor. Aunque cada especie tiene sus necesidades, una temperatura comprendida entre los 25º y 29ºC es satisfactoria para la mayoría. En el caso específico de la Python Regius, al ser propia de climas áridos, la temperatura del terrario deberá oscilar entre los 32º y 35ºC.

Si la fuente de calor no funciona de forma homogénea es cuando surgen los problemas, pues nuestra serpiente tenderá a buscar el contacto continuado con el calor. Esta sobreexposición puede degenerar en una abrasión de la piel, tal y como le ha ocurrido a nuestra Python Regius. Por ello, aconsejamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Evitar el uso de lámparas incandescentes fácilmente accesibles.  
  • Evitar el uso de esterillas, mantas eléctricas o resistencias en contacto directo y prolongado con el animal.
  • Evitar la exposición a fuentes de luz ultravioleta directa, como el sol.
  • Hay que comprobar frecuentemente que el termostato funciona correctamente.
  • Lo recomendable es utilizar una fuente de calor radiante en la parte exterior del terrario.

Visita al Veterinario

Tras una quemadura de la piel se crea una escara necrótica que puede provocar cambios de pigmentación en las escamas. Si creemos que nuestra serpiente ha podido sufrir este tipo de lesiones, es recomendable acudir a nuestro Veterinario a la mayor brevedad posible, donde se desbridará las zonas necróticas y se le aplicará el tratamiento conveniente según la lesión.

La Clínica Veterinaria Albacora cuenta con un servicio de medicina de animales exóticos pionero en Jaén: toda clase de reptiles, anfibios, aves, roedores o peces son algunos de los pacientes que atendemos asiduamente.