limpieza dental sarro perros

La limpieza dental en perros y gatos es una de las intervenciones más habituales que realizamos en la Clínica Albacora. La acumulación de sarro o placa bacteriana en la dentadura del animal puede tener como consecuencia diferentes patologías e incluso la pérdida definitiva de algún diente.

En la entrada de nuestro blog de hoy os hablamos sobre esta frecuente intervención junto con algunos consejos sobre el cuidado bucodental y la alimentación de nuestras mascotas.

¿Cómo realizamos la limpieza dental?

Al igual que en medicina humana, la limpieza dental en un perro o gato se realiza a través de ultrasonidos, los cuales desprenden el sarro. La única diferencia es la necesidad de anestesiar de forma general al paciente pues ya sabemos que a nuestro perro no le gusta que le abran la boca o le manipulen sus dientes. Con el animal completamente anestesiado y monitorizado podemos realizar dicha intervención de forma completa y segura.

Anestesia limpieza dental perro

limpieza dental perro

¿Por qué acumula sarro mi perro?

El cúmulo de sarro en la dentadura de nuestra mascota depende no solo de su alimentación, sino de varios factores:

  • El PH de la saliva
  • La carga bacteriana de la boca
  • La conformación o disposición de la arcada dental
  • La masticación del alimento
  • El tipo de alimentación que el animal consume

Por todo ello, hay cierto tipo de razas con mayor predisposición a la hora de desarrollar placa bacteriana, como pueden ser aquellas de tamaño pequeño o braquicefálicas como Bulldog, Yorkshire, Chihuahua y Carlino, entre otras, mientras que en los gatos es menos frecuente.

Limpieza dental sarro perros

Las consecuencias del cúmulo de placa bacteriana en nuestras mascotas pueden ser:

  • Mal aliento
  • Gingivitis
  • Estomatitis
  • Enfermedad periodontal

 

¿Qué alimentos perjudican su salud bucodental?

Alimentar a nuestro animal con pienso seco y de gama alta ayuda a evitar el desarrollo de sarro ya que las croquetas que nuestro perro o gato toma están diseñadas para que su diente las atraviese y se produzca un efecto cepillado en el mismo, dejando a su vez menos residuo en la dentadura. Un alimento húmedo y blando (paté, comida preparada por nosotros o cualquier alimento para personas) favorecerá el desarrollo de placa bacteriana.

Popularmente siempre se ha dicho que ofrecer huesos a nuestro animal ayuda a prevenir el sarro. Si bien, como ya hemos mencionado en varias ocasiones, los huesos son especialmente corrosivos para el esmalte del animal, además de perjudiciales en caso de ingerirlos ya que pueden producir abrasiones esofágicas, laceraciones, obstrucciones intestinales y perforación de estómago. Lamentablemente, a menudo tenemos que intervenir de forma urgente a alguno de nuestros pacientes que ha ingerido huesos, ya que su vida corría peligro.

¿Cómo prevenir el sarro?

En el mercado podemos encontrar golosinas y premios (huesos dentales para masticar) que contribuyen en cierta manera a la higiene bucodental de nuestra mascota. Podemos decir que estos snacks tienen cierto efecto, siempre y cuando observemos que nuestro animal dedica tiempo a masticarlo y roerlo y no a ingerirlo de forma inmediata.

La medida preventiva más efectiva es evitar una alimentación húmeda y, en segundo lugar, el cepillado manual de su dentadura con el empleo de un cepillo y pasta dentífrica específica. ¡¡Nuestro reto será conseguir que nuestro perro se deje cepillar!!

Limpieza dental perros sarro

Pinki se marcha hoy a casa tras su limpieza dental con unos dientes blancos y relucientes.