Gatos anoréxicos alimentación asistida

Manejo de la Anorexia en el Gato

Ya sabemos lo sensibles que son los gatos ante una enfermedad, situaciones de estrés o una hospitalización, siendo habitual que como consecuencia aparezcan la inapetencia y la falta de apetito. Cuando dicha situación se prolonga en el tiempo y la salud de nuestro animal está en juego, nuestro veterinario nos puede recomendar aplicar alimentación asistida por sonda.

Lo que a priori nos puede parecer algo artificioso y de difícil manejo se convierte en una solución sencilla de fácil aplicación que acelera la recuperación de nuestro gato.

 

Causas de la Anorexia

La mayoría de gatos no suelen mostrar signos específicos de enfermedad de forma inicial. Si bien, la aparición de la anorexia (falta de inanición completa ) o de hiporexia (disminución del apetito) nos puede alertar de que algo le ocurre a nuestro felino.

Las causas más habituales de anorexia son:

  • Problemas metabólicos (fallo renal crónico, hipertiroidismo, colángieohepatitis, etc.).
  • Problemas infecciosos (PIF, FIV o FeLV ).
  • Problemas inflamatorios (Gingivoestomatitis crónica, enfermedad inflamatoria intestinal, etc.).
Combatir la inapetencia

En ocasiones podemos ver cómo la salud e inapetencia del gato mejoran en cuanto la enfermedad se diagnostica y comienza a tratarse.

Sin embargo, en otros casos más complejos resulta de vital importancia reinstaurar la alimentación del animal de inmediato. Sobre todo en gatos anoréxicos con sobrepeso, ya que puede producirse una lipidosis hepática como consecuencia de la movilización de las reservas grasas que hay en el hígado para combatir la anorexia.

Alimentación asistida

La principal medida de alimentación asistida consiste en colocar una sonda, bien desde la nariz hasta el estómago (sonda nasogástrica) o bien desde el esófago hasta el estómago a través de una incisión en la piel del cuello (tubo de esofagostomía o faringostomía).

Anorexia gatos alimentación asistida

Anorexia gatos alimentación asistida

¿Cuándo iniciar la nutrición por sonda?
  • En pacientes con anorexia de 3 -5 días.
  • En cachorros o animales adultos con hiporexia.
  • En pacientes con pérdida de peso e hiporexia.
Ventajas de la nutrición por sonda
  • Fácil de colocar, permitiendo su alimentación durante 5-7 días.
  • Bajo coste para el propietario.
  • Mínimo riesgo de complicaciones.
  • Fácil de retirar, sin necesidad de sedación.
¿Cuándo no se recomienda?
  • Si existe daño esofágico severo.
  • En lesiones faciales.
  • Secreciones nasales abundantes.
  • No debe utilizarse más de 7 días.
Métodos de colocación

Anorexia gato alimentación asistida

Para ambos tipos de sondaje se elige la sonda del tamaño apropiado, midiendo la longitud del tubo que necesitaremos introducir para que quede colocado justo a la entrada del estómago.

En el caso de la sonda nasogástrica se aplica anestésico local en la nariz y, con el animal despierto, se le introduce de forma delicada. No es un procedimiento doloroso para el animal.

En el caso del  tubo de esofagostomía, requerimos anestesia general ya que introduciremos dicho tubo a través de un pequeña incisión en la piel.

Aspectos a tener en cuenta para comenzar la alimentación asistida en casa.

Antes de comenzar la alimentación por la sonda, realizamos una radiografía para comprobar que el tubo está correctamente colocado.

Con la ayuda de una jeringuilla administraremos el alimento, siempre atemperado. No se puede administrar fármacos a través de la sonda que no sean líquidos, ya que se obstruye con facilidad.

Durante el tiempo que nuestro gato permanezca sondado, tendrá alimento a su disposición para su consumo voluntario.

Desde que el animal comience a comer por sí solo retiraremos la sonda, no dejándolo en ningún caso más de 7 días.

Anorexia gatos alimentación asistida

 

Bibliografía utilizada: “Manejo de la anorexia en el gato hospitalizado. Nutrición enteral por sonda nasoesofágica, Emily Badaraco Tomás. GATTOS. B.BRAUN VetCare, S.A.”